Día tras día, al entrar en las plataformas de redes sociales, páginas de internet o cualquier medio digital, es altamente probable que aparezca ante nosotros publicidad ofertando tratamientos de ortodoncia con sistemas de alineadores transparentes, los cuales se adquieren directamente desde una web.

Nos llama especialmente la atención, a los profesionales de la Ortodoncia, que sea precisamente la ausencia de una primera aproximación en clínica al estudio del caso del paciente, uno de los beneficios que ofrecen al contratar sus servicios.

Como siempre recalcamos, cada mordida es diferente y única, por ello cada tratamiento es altamente específico y planificado acorde a las necesidades de los distintos pacientes. Es en la primera visita a la clínica donde se realiza la toma de registro bucal del paciente, la cual, es más avanzada cada vez gracias a escáneres 3D.

A partir de estos registros, comienza la planificación del tratamiento; esto supone que si la toma del registro no se realiza de manera adecuada, es altamente probable que los movimientos de los dientes sean perjudiciales.

 

Alineadores transparentes

La SEDO Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial, ha hecho eco del auge de estas empresas y sus posibles perjuicios, tanto a pacientes como al gremio en sí, y ha enviado una nota a medios de comunicación recordando los riesgos de estas malas prácticas y la preocupación dentro del colectivo en cuanto a los métodos poco ortodoxos que se llevan a cabo por parte de estas compañías. Resalta la SEDO que << estamos preocupados por el aumento empresas que publicitan y comercializan online alineadores dentales, utilizando métodos que consideramos poco ortodoxos y perjudican la salud bucodental de los pacientes que confían en esas promesas de una sonrisa bonita a precios baratos, pero sin los requisitos mínimos para que el tratamiento sea seguro. Es una barbaridad comprar alineadores transparentes por internet. La ortodoncia no puede tomarse como una moda, es una disciplina sanitaria que debe diagnosticarla, planificarla y supervisarla un profesional cualificado para ello>>.

Hacer uso de estos alineadores sin la supervisión de un profesional puede perjudicar la salud bucodental de los pacientes ya que al igual que en cualquier otra especialidad médica, es importante hacer hincapié de que los alineadores invisibles son un tratamiento de ortodoncia y por ende un tratamiento sanitario, por lo tanto, un mal uso de ellos puede ocasionar problemas en funciones tan esenciales como el habla, la masticación, la deglución o respiración, sin olvidar la estética del paciente.

Desde Clínica Menéndez queremos alertar y concienciar, sobre la importancia de acudir a un profesional para que le realice un diagnóstico preciso de su caso y le realice in tratamiento individualizado, así como acudir a las distintas revisiones durante el tratamiento con alineadores transparentes.

¡No te la juegues! Tu sonrisa, y tu salud bucodental merecen estar en manos de los mejores profesionales.

Llámanos al 958 259 108 o si lo prefieres te llamamos